Debido a su creciente popularidad en el mundo del marketing digital, decidimos dedicar el blog de esta ocasión a profundizar en los término CPC y CPL. ¡Te invitamos a que sigas leyendo esta entrada!

Cómo funciona el CPC en tus campañas

A continuación, te explicamos lo que es el CPC en le marketing digital, son las siglas de Cost per click, un término que pertenece a la publicidad pagada donde el anunciante paga un costo a quien lo publique por cada clic que se haga en un anuncio. Antes de continuar, un dato de importancia es que también se le conoce como PPC (Pay per cost) a este tipo de marketing digital.

Los anuncios CPC se usan para determinar costos, en los motores de búsqueda, los anuncios de usuarios. También se determinan costos para AdWords, plataformas sociales, como Twitter, Facebook o Instagram y otros escaparates. Si te encuentras por iniciar una estrategia de marketing, sigue leyendo porque ahondaremos en más términos especializados.

Por ejemplo, los tipos de CPC que podemos encontrar realmente pertenecen a una amplia variedad. Algunas de las herramientas que resultan de ayuda son: texto y redes sociales. Es importante remarcar que algunos ads del tipo CPC se publican solamente en algunos espacios; por ejemplo, los anuncios de Google Search Network son los que se encuentran en la parte superior de los resultados del motor de búsqueda, mientras que Display Network pueden presentarse en Youtube o Gmail.

A continuación te presentamos una serie de anuncios digitales que pueden pertenecer a la categoría de CPC: anuncios de textos, anuncios para comprar. anuncios de imagen, anuncios en video, tweets promocionados en Twitter, anuncios de Facebook, Instagram o LinkedIn. Y, para que distingas entre CPC y CPL, a continuación te explicamos a lo que refiere el segundo.

Explicamos a qué refiere CPL en marketing

Primero, lo más importante: CPL son las siglas del término Cost per Lead, en el universo del marketing digital, un lead es un cliente potencial de un negocio o servicio que se provea. Suele ser común el uso de este término en empresas que venden suscripciones o que tienen interés en captar atención de usuarios, o compradores potenciales, pertenecientes a un target muy delimitado.

En ese sentido, un lead es lo que se cotiza al momento de crear una estrategia de marketing, así como en el caso del CPC, es necesario definir cuál será el costo por cada lead obtenido por parte del anunciante. Podría decirse que, tener comunicación directa con una comunidad de clientes apasionados por la marca o servicio, es uno de los propósitos de este tipo de anuncios.

Asimismo, otro aspecto atractivo del CPL en marketing es que los leads representan clientes potenciales que, probablemente, repetirán su compra. Estos son los clientes más valiosos para un negocio, pues tienen un potencial mayor de recomendar la marca en su círculo cercano: posicionamiento orgánico.

En conclusión, podríamos recomendar el uso de CPL cuando se tenga deseo de obtener una respuesta por parte de los receptores del anuncio, no sólo una impresión. Estos leads reflejan un interés real por parte de un sector, por un servicio o producto.

¿Qué te pareció esta entrada sobre CPC y CPL? Recuerda que en SoDigital buscamos profundizar de forma efectiva en temas de actualidad relacionados al marketing digital, tus comentarios son muy importantes para nosotros.