Abarca mucho más espacio del que imaginas: la deep web es una parte enorme de las plataformas virtuales. Tiene como característica principal que, quien navega por estos sitios de Internet, puede ocultar su identidad de usuario. Este dato comienza a evidenciar que los terrenos de la deep web son un tanto delicados, incluso maneja una moneda especial: el bit coin.

Te explicamos un poco sobre la deep web

En ese sentido, puede que te preguntes cómo iniciar un recorrido básico en un tema tan complejo, así que comenzaremos explicando lo siguiente: la deep web es un espacio en el que se redefinen los límites del mercado, pues existen distintas opciones de compra y venta para los usuarios. Ahí se encuentra el “contenido secreto” de Internet que no es accesible para todos los usuarios, pues demanda el uso de vías especiales para ingresar.

Se podría decir que la deep web es una especie de club donde los usuarios deben recibir una invitación o ser codificados en un sistema de adhesión en especial: los lenguajes en los que viaja esta información son a través de formatos que no se pueden indexar, cuyos documentos tienen un carácter exclusivo.

Un carácter muy particular de la deep web es que los negocios que surgen en esta interfaz son, en su mayoría, ilegales por lo que es importante actuar siempre de forma preventiva al navegarla.

Algo que resulta primordial mencionar es que recomendamos actuar de modo preventivo cuando se ingrese en esta, es necesario mantener cautela debido al crecimiento de las acciones criminales que se llevan a cabo ahí. No se trata necesariamente de asumirse con una postura de rechazo, sino crítica y analítica.

¿Toda la Deep Web es peligrosa?

Una de las principales creencias que rodean este tema, es que todo lo que se encuentra en la parte profunda de internet es sobre criminalidad: no es así. Aunque es bien conocido que el carácter secreto de los contenidos y los usuarios que viajan por estos sitios puede dar pie a la criminalidad, la realidad es que existen millones de sitios que no están indexados pero que no tienen nada que ver con criminalidad.

Por ejemplo, las información bancaria, revistas científicas, ¡incluso dropbox! pueden considerarse parte de ésta. Nadia tiene que ver con ilegalidad. En realidad, el término que se refiere a la parte peligrosa de internet es “dark web”. Aquí puedes ver un poco más cuáles son sus características y diferencias. 

Ahora ya lo sabes: no toda la Deep web es peligrosa pero sí hay que aprender a usarla con cuidado.

¡Cuéntanos en los comentarios si has explorado en ella!